Transformar la educación para lograr un mundo mejor

Transformar la educación para lograr un mundo mejor

Por: Mtra. Theresia Pfennich 



La pandemia que vivimos, los problemas sociales y económicos, la corrupción, la violencia y la destrucción que hemos hecho en nuestro planeta nos muestra la urgencia de transformar la educación y fomentar modelos educativos que generan mejores seres humanos.


Si seguimos así, el fin del mundo y, por ende, de la raza humana será inminente.


En una reciente entrevista me preguntaron:


-  “Después de 32 años en educación y tras haber investigado y observado diferentes modelos educativos innovadores y exitosos en el mundo, ¿cuáles dirías que son los elementos clave que conforman una educación de excelencia? O dicho de otra manera ¿Qué consideras es lo más relevante que debe implementarse para que un modelo educativo forme seres humanos constructores de un mundo mejor?”


A continuación, la respuesta que les di y que comparto con ustedes, con el deseo de que les aporte ideas que inspiren a hacer cambios, ya sea como docente o madre – padre de familia.


De la investigación y observación de los modelos educativos finlandés, italiano (Reggio Emilia), japonés y norteamericano obtuve una lista bastante extensa de elementos que una educación deseosa de formar mejores seres humanos tiene en cuenta:


  • La buena alimentación, la cual es la clave para poder aprender. En Finlandia, cuando decidieron mejorar su modelo educativo, empezar por hacer un menú alimenticio igual para todas las escuelas del país, que ofreciera a los alumnos un almuerzo caliente y nutritivo con un balance perfecto entre proteínas, frutas, verduras, etc. Si quieres que tu hijo (a) aprenda mejor, enséñale a comer de manera balanceada la importancia de beber agua simple y de no consumir azúcares en exceso.


  • Considera dentro del currículo la enseñanza de educación financiera: conceptos de ahorro inversión, gasto, etc.; eso le permitirá al educando saberse administrar mejor y valorar los recursos económicos.


  • Los niños aprenden y se desarrollan mejor en un ambiente de alegría y cordialidad. Un buen educador sabe de neurociencia y cuida las condiciones que permiten al cerebro trabajar mejor. En un ambiente de tensión y amenaza no es posible aprender.


  • Respeta el ritmo de trabajo; una buena educación no lleva al aprendiz de prisa ni lo satura de actividades.


  • Propone experiencias de aprendizaje que les permiten descubrir el mundo, al tiempo que adquieren conocimientos de diferentes materias. En Reggio Emilia, Italia, los niños realizan proyectos de investigación dentro y fuera de la escuela. Visitar una panadería, entrevistar al panadero y aprender a hacer pan también es parte del currículo escolar.


  • Reconoce que cada alumna y alumno tiene en sí mismo todo el potencial para aprender y puede lograr mucho más de lo imaginado, así que lo reta en cada momento a vencer sus límites.


  • Involucra a los padres de familia en el proceso de aprendizaje. En Reggio Emilia, la escuela recibe durante el día muchos padres de familia que participan en los proyectos y así apoyan el aprendizaje de sus hijos.


  • Deja que el educando construya su conocimiento y comparta estrategias con sus pares. En el trabajo colaborativo el ser humano aprende que se puede lograr y aprender más si se hace con otros.


  • Considera que se puede aprender en todo momento y lugar. En el camino a la escuela, en el patio de recreo y en los pasillos se dan oportunidades de enseñar y aprender. El tercer maestro según el modelo reggiano es el salón de clases y el ambiente que rodea a los alumnos, así que todas las paredes deben estar llenas de oportunidades para aprender y mostrar logros.


  • La limpieza es responsabilidad de todos. En Japón no hay personal de limpieza en las escuelas, pues todos los niños dedican varías horas diarias a limpiar todo. Esto ha demostrado hacerlos más responsables y consientes del medio ambiente.


  • Un buen modelo educativo enseña a los estudiantes a conocerse amarse y respetarse; esta será la base para que traten con respeto y tolerancia a los demás.


  •  Les enseña a maravillarse por toda la belleza y perfección que hay en el medio ambiente que les rodea: esto les ayuda a descubrir la importancia de cuidar su planeta y los recursos naturales que tienen a su alcance.


  • Les da una semilla para enseñarles a sembrar y a cuidar una planta. Esto les ayuda a ser más responsables, pacientes, observadores y consientes del medio ambiente.


(Continuará…)


Comparte este post si te gustó 


Categoría

Posts recientes

Hablando del ámbito educativo, algunos de estos estudios han demostrado que el nivel de felicidad y satisfacción personal de los estudiantes contribuye de manera importante en su éxito académico.

Se recomienda que el estímulo sonoro comience desde su etapa en el vientre de la madre, ya que la educación musical temprana es muy positiva para el desarrollo de los niños. 

El aprendizaje mediante la práctica o "aprender haciendo" es el proceso de adquirir destrezas y habilidades a través de la experiencia directa. Se logra mediante la “recreación”, a través de simulaciones de situaciones reales donde los estudiantes aplican los conocimientos. 

logo