Criar hijos en México

Criar hijos en México: algunos datos



¿México es un buen país para criar hijos? ¿Tenemos las condiciones para que nuestros hijos e hijas crezcan y se desarrollen a plenitud?


En este artículo hago un resumen del informe presentado en la revista médica británica “The Lancet”, realizado por técnicos de la Organización Mundial de la Salud y del UNICEF; en el se analizaron qué naciones ofrecen mejores posibilidades de desarrollo a los jóvenes desde la infancia.


Entre los indicadores que se utilizaron para hacer el análisis destacan:


La supervivencia materna y la de niños menores de cinco años, el acceso materno- infantil a los servicios de salud, la higiene y el saneamiento básico, la ausencia de pobreza extrema, el buen crecimiento y la nutrición, los logros educativos y las oportunidades de educación de calidad, así como la protección contra la violencia.


Analicemos algunos datos relevantes de México en relación con los indicadores antes mencionados:


  • Empecemos por decir que el 31.4% del total de la población de nuestro país son niñas, niños y adolescentes, de 0 a 17 años.

  • Sobre la mortalidad infantil: Para 2019, la mortalidad infantil es de 13.1 defunciones de menores de un año por cada mil nacimientos. La entidad con mayor tasa de mortalidad es Chiapas con 19.9 defunciones de menores de un año por cada mil nacimientos. Lo anterior debido principalmente a la falta de atención médica prenatal y natal.

  • En relación con los índices de pobreza, crecimiento y nutrición: De acuerdo con el informe anual de UNICEF (2017), en México de todos los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en pobreza, dos de cada diez están en pobreza extrema y una de cada ocho niñas y niños menores de 5 años padece desnutrición crónica. Además, en México tenemos que una de cada veinte niñas y niños menores de 5 años y una de cada tres entre los 6 y los 19 años padece sobrepeso u obesidad.

  • Otro dato alarmante es que la mayor carencia entre los niños y niñas es la seguridad social, la cual afecta a seis de cada diez niños. Cada vez hay un mayor recorte a los presupuestos para servicios de guardería, así como para centros de apoyo para mujeres y niños que viven situaciones de violencia y de calle.

  • Otro dato relevante que tiene implicaciones para la salud es el de la fecundidad: En este año (2019) las adolescentes (15 a 19 años) se ubican como el cuarto grupo de mujeres que más contribuye a la fecundidad, con una tasa de 69.5 hijos o hijas por cada mil adolescentes. Además, estimaciones de la Secretaría General del CONAPO, con base en estadísticas vitales, señalan que la tasa de fecundidad de las niñas y adolescentes de 10 a 14 años fue de 2.15 nacimientos por cada mil. En el caso de las niñas y adolescentes de 10 a 14 años constituye una violación aún más grave a sus derechos, ya que está relacionada con el abuso y la violencia sexual.

  • Sobre la deserción escolar en México: La falta de recursos económicos para comprar útiles escolares, pago de pasajes y de inscripciones fue el factor principal para que 49.7% de estudiantes dejaran inconclusa su vida académica, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Deserción Escolar en la Educación Media Superior a febrero de 2018. El 77% de deserción escolar está en bachillerato.

  • Aunado a lo anterior, en nuestro país vivimos graves problemas de seguridad debido a altos índices de impunidad y al terror que los cárteles del narcotráfico han generado por controlar el territorio. De acuerdo con los últimos informes del INEGI en materia de inseguridad, en México mueren cada día un promedio de 97 personas.

  • Por último, hay que mencionar que en México los problemas de contaminación ambiental debido a la emisión de gases de efecto invernadero amenazan cada día la vida de los más vulnerables, entre los cuales se encuentran los menores.


Todo lo anterior nos hace tener que admitir que nuestro país está muy lejos de ser un buen lugar para criar hijos razón por la cual en el informe de la OMS quedamos muy por debajo de países como Noruega, Corea del Sur, Holanda, Japón, Bélgica, Dinamarca, etc., quienes han creado políticas y programas exitosos para mejorar las perspectivas de desarrollo de las niñas y niños de sus países, entendiendo que de ello depende el que puedan lograr un mejor futuro para todos.


Estos datos deben hacernos reflexionar, no sólo sobre las condiciones que ofrece nuestro país a sus miembros más jóvenes, sino también para analizar las condiciones que les ofrecemos en nuestros hogares:


  1. Buscar que nuestros hijos e hijas vivan en casa, en un ambiente de armonía, seguridad y paz.
  2. Cuidar el tipo de alimentación que les damos y seguir muy de cerca su crecimiento y desarrollo.
  3. Procurarles y exigir que tengan una educación de calidad, así como acceso a servicios médicos y hospitalarios dignos.
La familia joven de vacaciones se divierte mucho

¿Y tú, como puedes colaborar para mejorar la educación de tus [email protected], [email protected] o niñ@s de tu comunidad?

 

Theresia Pfennich

Directora de Colegio Copán

y CEO de Menara Community

 

Comparte este post si te gustó 


Categoría

Posts recientes

Ninguna persona se resiste a sentirse amada, y quienes desarrollan la labor educativa desde esta convicción saben que a los jóvenes hay que quererlos como son, deseando que sean mejores, pero sin esperar a que lo sean para quererlos.

Hablar de intimidad es hacer referencia a la construcción que hacen los adolescentes de un espacio propio, y que es inédito en otros momentos de la vida. Dicho espacio es el resultado de un trabajo psíquico importante y complejo.

La escuela y todos los actores de la educación no volverán a ser los mismos. Ojalá no olvidemos todo el aprendizaje y que de esta adversidad salgamos fortalecidos y enriquecidos. 

logo